35 mín Fácil

Producto recomendado

Producto recomendado

La pulpa de tomate biológica Pomì está hecha únicamente con tomates biológicos italianos, en su punto justo de madurez, procesados inmediatamente después de la cosecha. Excelente para saborear la pizza o la pasta y realzar el sabor de cualquier plato de pescado. Una vez abierto, guardar en el frigorífico un máximo de 5 días

DESCUBRE
35 mín
Tiempo de preparación
Fácil
Dificultad
Ingredientes para 3-4 porciones
Ingredientes
Tomate ecológico troceado 26.6oz 750 gr
Aceite de oliva2 cucharadas
Alcaparras2 cucharadas
Berenjenas medianas-pequeñas2 (cada una aproximadamente de 230 a 280 gr)
Dientes de ajo4 cortados en rodajas delgadas
Hojas de albahaca fresca picada1 taza empacada sin presión
Pasta de su elección230 gr
Pimienta roja molidaal gusto
Queso parmesano vegano, queso de cashew hecho en casa, o hempesanoOpcional para cubrir
Sal fina½ cucharadita
Sal gruesaal gusto
Preparación
  1. Colocar la berenjena en un colador y rociarla generosamente con la sal gruesa. Dejar que se asiente por unos 20 minutos. Enjuagar la berenjena, luego secarla con papel toalla o con un secador limpio, presionándola con firmeza para quitarle la humedad tanto como sea posible.
  2. Poner a hervir una olla grande con agua con sal. Añadir la pasta y cocinarla siguiendo las instrucciones del paquete.
  3. Mientras que el agua está llegando al punto de ebullición y la pasta se cocina, calentar el aceite de oliva en una sartén grande y honda en una temperatura medium-high. Añadir la berenjena y cocinar, moviendo constantemente, durante unos 8 a 10 minutos, o hasta que la berenjena esté dorada y muy blanda. Añadir el ajo y cocinar, moviendo constantemente, durante 1 a 2 minutos, o hasta que el ajo huela y se suavice. Mezclar con los tomates, alcaparras, sal, y la pimienta roja molida al gusto.
  4. Bajar la temperatura a low. Cocinar a fuego lento la salsa de la pasta, sin taparla, durante unos 5 a 10 minutos, o hasta que se haya espesado bien. Cuando la pasta esté lista, escurrirla, guardando aproximadamente una taza del agua donde se cocinó la pasta. Añadir la pasta escurrida a la salsa, revolver bien, luego añadir un poquito del agua de la pasta para soltar la mezcla. Probar y agregar sal y pimienta roja si es necesario. Repartir la pasta en platos hondos y cubrir con albahaca y queso vegano, opcionalmente.