45 mín Fácil

Producto recomendado

Producto recomendado

Tiene el aspecto típico de las salsas caseras que tanto recuerda el auténtico placer de las recetas rurales porque mantiene todas las características de los tomates frescos, incluidas piel y semillas. La textura única y típicamente casera de los tomates frescos, asados, pelados y tamizados que da como resultado una pulpa deliciosa y muy fina ideal para salsas, pizzas y bruschettas o como base para recetas más tradicionales. Una vez abierto, guardar en el frigorífico un máximo de 5 días

DESCUBRE
45 mín
Tiempo de preparación
Fácil
Dificultad
Ingredientes para 2 personas
Ingredientes
Salsa de tomate rústica 24.7oz 120 g
Aceite OVEc/n.
Aceite para freírc/n.
Albahacac/n.
Masa para pizza240 g
Parmesano Reggiano ralladoc/n.
Pimientac/n.
Salc/n.
Preparación
  1. Cocer a fuego fuerte durante 15 minutos el tomate con aceite de oliva virgen extra, ajo, albahaca fresca, sal y pimienta.
     
  2. Mientras tanto, extender la masa con un rodillo hasta una altura de alrededor de 8mm, dividirla y dejarla reposar cubierta durante 30 minutos.
     
  3. Ahora freír la masa en aceite para freír caliente hasta que se dore por ambos lados.
     
  4. Eliminar el exceso de aceite de las montanarine y luego cubrirlas con el tomate, parmesano rallado, aceite OVE y albahaca fresca.

RECETAS

PODRÍA GUSTARTE TAMBIÉN